viernes, 17 de agosto de 2012

ANALISIS DEL DISCURSO POLITICO: JOSE MUJICA



JOSE MUJICA, UN DISCURSO TRANSPARENTE DE UN SOLO SENTIDO

                                                                                                   
“No es pobre el que poco tiene sino el que necesita infinitamente mucho para vivir”
 José Mujica.        
      
Resumen                                                                                                     
El discurso que se analizo fue el discurso de José Mujica, presidente de Uruguay, el  presidente habló ante representantes de los  139 países presentes en la Cumbre sobre Desarrollo Sustentable inaugurada por el Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-Moon, en Río de Janeiro, Brasil.
Mujica emprende el discurso con agradecimientos por su invitación, consecutivamente expresa que su discurso va consistir en la formulación de preguntas hacia los presentes y a los receptores que escuchan o ven el discurso sobre el desarrollo sustentable, sobre la inmensa pobreza en las masas y que es lo que aletea en nuestras cabezas. Su discurso comienza a transmitir una descripción analítica sobre el modelo de desarrollo y consumo de las sociedades ricas, enfatizando que el mundo tiene los elementos materiales como para hacer posible que millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más suculentas s sociedades occidentales será posible, o tendremos que darnos algún día otro tipo de discusión , puesto que hemos creado una civilización en la cual no encontramos sometidos en el mercado hijo de la competencia creando sociedad de mercado. Estamos gobernando a la globalización o la globalización nos gobierna a nosotros?.  En el transcurso del discurso plantea si en realidad somos solidarios e iguales ante una economía basada en la competencia despiadada y hasta donde llega nuestra fraternidad.
Rectifica que desea transmitir  el desafío que contienen específicamente los representantes y dirigentes políticos más que la población. Con gran certeza afirma que la gran crisis que sostenemos no es ecológica sino política, el hombre no gobierna hoy, las fuerzas que el hombre ha desatado nos gobiernan hoy,  la vida es para intentar ser feliz y se va efímeramente y si esta se nos va escapar trabajando y trabajando para consumir que es el motor de la economía ; esa adicción de consumo es a su vez quien agrede al planeta y tiene que generar ese híper consumo , cosa que Mujica considera que durara poco porque hay que vender mucho para satisfacer  intereses individual.
Manifiesta que no podemos retroceder a las cavernas, los viejos pensadores definían: “Pobre no es  el que tiene poco, sino el que necesita infinitamente mucho para vivir”. Concreta que muchas de las cosas que está diciendo rechinan en los oídos de los presentes, pero que la realidad es que todos debemos concientizarnos que la crisis del agua, que la crisis de la agresión al medio ambiente no es una causa; la causa es el modelo  de civilización que hemos montado y lo realmente que se necesita revisar es nuestra forma de vivir .Consecuentemente expone cifras y estadísticas de las ventajas ecológicas y alimentarias de su país, sin embargo sus habitantes cada vez tienen que trabajar más para pagar las deudas y cuotas de bienes desechables. Con el transcurso del tiempo expresa que se nos va la vida en ese afán sin fin de subsistir y ese es el destino actual de la vida humana. Y finaliza afirmando que el desarrollo no puede ir en contra de la felicidad, tiene que ser a favor de la felicidad humana, del amor y de la dignidad humana, de tener amigos, sencillamente lo elemental , precisamente porque ese es nuestro tesoro más preciado , la felicidad humana. 
Contextualización
José Alberto Mujica Cordano, conocido popularmente como Pepe Mujica (n. Montevideo, Uruguay; 20 de mayo de 1935).Es un político uruguayo, actual presidente de la República Oriental del Uruguay. Vive en una pequeña y discreta chacra localizada en las afueras de Montevideo y no en un lujoso condómino como correspondería al presidente de una nación. Conduce un viejo Volkswagen celeste, modelo 87, en vez de viajar en una caravana de carros blindados.Estuvo en la cárcel 13 años y nunca creyó en la posibilidad de convertirse en el presidente de Uruguay. Incluso antes de ganar las elecciones llegó a asegurar a un periodista: «Que yo sea presidente es tan difícil como el silbido de un cerdo». Sin embargo, en tan solo dos años ha logrado conseguir la simpatía del pueblo con el que él llama «el modelo Lula», haciendo referencia a la política del ex presidente brasileño.
La prensa uruguaya lo ha calificado como el «presidente más pobre del mundo». Su patrimonio asciende a los 165.480 euros (4,2 millones de pesos) e incluye tres terrenos, tres tractores y dos coches de 1987, según los datos presentados por la Junta de Transparencia y Ética de Uruguay, el pasado mes de abril. Su salario como jefe de Estado es de 10.237 euros al mes (260.259 pesos). No obstante -y según ha dejado constancia el propio líder uruguayo- no disfruta del total de su sueldo, ya que cerca del 90% lo destina a proyectos de ayuda. «Con ese dinero me alcanza, y me tiene que alcanzar porque hay otros uruguayos que viven con mucho menos», sentencia el presidente.
Influenciado por las historias del exilio republicano español, Mujica fue anarquista en su juventud. No llegó a terminar los estudios preparatorios de Derecho y se dedicó a vender flores en el mercado del Rincón del Cerro, el barrio obrero donde nació y donde se encuentra su granja. En opinión del politólogo Adolfo Garcés, el Mujica político es "Un hombre muy comprometido con el servicio público, con la causa de los humildes, inteligente, honesto, bienintencionado, de pensamiento veloz y diálogo ágil".
A continuación se realizara una descripción específica  acerca de los gestos, señales, posturas e indicios que observamos en el presidente Mujica para obtener un mejor análisis de su discurso.
Mujica adopta una posición regularmente jorobada en los hombros como índice de su posición frente al discurso podemos interpretarlo también  a través de las cargas que lleva de su pasado puesto que fue guerrillero y estuvo en la cárcel lo cual lo hace demasiado consciente del mensaje que transmite y quienes lo están escuchando. En su rostro observamos las ojeras y las marcas por los años de su vida o ya sea por toda la responsabilidad de la cual él es responsable. Su mirada profunda y directa transmite seguridad, honestidad, veracidad en su discurso la cual llega sin ninguna interferencia a los presentes y a los que lo observan. Su tono de voz es fuerte, decisivo, univoco y elocuente, lo que genera confianza y validez en los receptores. La posición de sus manos indica coherencia y la necesidad de que entendamos realmente cuál es su propósito del discurso y es precisamente que analicemos lo que realmente es importante en la vida del ser humano.
El discurso se encuentra dirigido a los presidentes y ministros específicamente de los países suramericanos que se encontraban reunidos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20, Mujica manifestó su pesimismo con las medidas acordadas por los negociadores por considerar que no atacan la verdadera causa de la crisis que es el modelo económico.
Mujica lo que realmente desea transmitir  es que el recurso más importante que existe para nosotros los seres humanos es la felicidad y no podemos convertirnos en esclavos del mundo mercantilista al cual pertenecemos, se es necesario rescatar la importancia de la vida en la naturaleza que es la principal fuente de abastecimiento para nuestra existencia, la cual es un momento determinado no lograra suplir las necesidades básicas de abastecimiento para el planeta tierra si seguimos explotándola a cualquier nivel sin pensar en las consecuencias irreversibles que puedan producirse. De ahí que los gobernantes de todo el planeta optimicen las políticas de calidad de los recursos para proteger no solo el planeta, sino para protegernos a nosotros mismo de nuestros malévolos alcances e irreversibles acciones contra nuestro amado hogar: tierra.
En la actitud de algunos miembros presentes era notable que se sentían aturdidos, distantes e incomodos con el discurso, pues sabían que la intervención del presidente era de alguna forma una manera de hacer una fuerte crítica hacia el manejo de los estados y del medio ambiente y que las causas de la fracturación de los recursos ambientales es por acciones políticas.
Resalta que las crisis del planeta provienen también de nuestro egoísmo y ambición las cuales terminan por hacernos volver al tiempo de las cavernas y el salvajismo llevando a cabo el completo desinterés por pensar en los demás ya que en nuestra sociedad moderna el hombre se encuentra individualizado por los mecanismos de producción y los inimaginables alcances del capitalismo que diariamente mediante deudas y compromisos para obtener los bienes necesarios se convierte en la herramienta más útil para someternos en un estado de circulo vicioso del dinero y el poder.
Es así como este discurso se convierte para nosotros en un discurso trascendental para el pueblo Latinoamericano, que se encuentra extralimitado y supeditado de las potencias mundiales, pero de la misma forma es un ejemplo para todos los políticos y gobernantes  la primacía de los principios y de los valores sobre los intereses individuales y que son estos intereses los que nos llevan a la destrucción porque son ellos los que deben garantizar el equilibrio y la estabilidad social en una comunidad o sociedad donde los civiles son producto de las transformaciones rápidas y continuas que se van generando a través del tiempo por producto de la contaminación y la pésima administración de las garantías públicas. Sin embargo nosotras las personas que de alguna u otra forma somos favorecidas con los recursos de nuestro planeta necesitamos generar un cambio a partir de nuestra actitud, comportamiento y acciones con el prójimo y con el medio en el cual nos desarrollemos para poder garantizarles a las próximas generaciones armonía y un hogar digno de vivir.
El discurso se cerró con todo el esplendor  y reconocimiento que en un principio se planteó en los receptores, a través del transcurso de las palabras del presidente toco fondo y llego a profundizar  en la mente de todas las personas que lo percibieron, de una u otra forma fueron aceptadas notoriamente. Se podría concluir que como característica fundamental el discurso estuvo ubicado con un compromiso moral y ético del presidente hacia sus receptores sin intensión de ningún otro sentido del cual especifico su objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada